jueves, 11 de mayo de 2017

TALLER DE ESTIMULACIÓN DEL LENGUAJE ORAL con la maestra de Audición y Lenguaje

En la última sesión de nuestro Taller de Estimulación del Lenguaje Oral en la clase de 4º de Educación Infantil realizamos unas actividades muy divertidas con las que trabajamos los siguientes aspectos:

- La movilidad de los órganos que utilizamos cuando hablamos: labios, dientes, lengua, mandíbulas.
Con la ayuda de un cuento (que siempre les encanta a los más peques) jugamos a mover todos estos órganos para así conseguir un mejor control de los movimientos y la fuerza de los músculos adecuada para pronunciar bien los sonidos cuando hablamos.

- El soplo: aunque ya lo hemos trabajado en sesiones anteriores, es tan importante para mejorar la pronunciación de los niños que en esta sesión hemos decidido reforzarlo.
Hemos realizado un juego en el que los niños debían recorrer un camino con un globo con ayuda del soplo.

- La respiración diafragmática: cuando hablamos debemos controlar nuestra respiración (inspiraciones y espiraciones). Lo más importante es que nuestra respiración sea nasal. Además es importante que modulen la cantidad de aire que cogen, pues cuando hablamos también lo hacemos pudiendo variar esa cantidad si lo que vamos a decir es una palabra o frase corta o un discurso más largo.
Para trabajar este aspecto nos colocamos todos acostados boca arriba respirando por la nariz notando así como se infla la barriga al inhalar y como de desinfla al exhalar.

A continuación las fotos de los niños haciendo los ejercicios:














TALLER DE ESTIMULACIÓN DEL LENGUAJE ORAL con la maestra de Audición y Lenguaje

De nuevo en nuestro Taller de Estimulación del Lenguaje Oral en la clase de 4º de Educación Infantil nos hemos divertido muchísimo. 

El control del aire que inspiramos y espiramos por la nariz es también parte importante en el proceso de desarrollo del lenguaje. Saber modular este aire es fundamental a la hora de lograr una correcta fonación. Por eso dedicamos estas sesiones a conocer nuestra nariz y a trabajar con el aire nasal.
Para ello realizamos las siguientes actividades:

     - Hicimos un juego de olores, en el que los niños olían diferentes cosas con los ojos tapados y debían identificarlas. Este juego sirvió para ponernos en marcha y para tomar conciencia de nuestra nariz.
 
     - También nos echamos un poco de colonia en el dedo para poder olerlo y dárselo a oler a los compañeros. En esta actividad ya iban teniendo en cuenta algunas cosas importantes al trabajar con el aire de la nariz: la boca debe estar bien cerrada y debemos coger el aire SOLO por la nariz, que además debe estar limpia de mocos para que el aire entre adecuadamente y así podamos oler la colonia.
   
     - A continuación, comenzamos ya a trabajar el SOPLO pero en esta ocasión nasal: jugamos a pasarnos bolitas de poliespán con ayuda del aire que expulsamos por la nariz. Recalcando la importancia de dejar la boca cerrada. Esta actividad fue la que más les costó realizar a la gran mayoría del grupo, así que os animo a que la practiquéis en casa.
 

Os dejo algunas fotos de los peques haciendo las actividades:

























martes, 7 de marzo de 2017

TALLER DE ESTIMULACIÓN DEL LENGUAJE ORAL con la maestra de Audición y Lenguaje

El jueves pasado volví a la clase de tres años a realizar una nueva sesión del Taller de Estimulación del Lenguaje Oral.
En esta sesión realizamos nuevas y divertidas actividades de SOPLO, RESPIRACIÓN y otras que ayudan en la movilidad de los ÓRGANOS ARTICULATORIOS (boca, labios, lengua, mandíbula).

Aquí os dejo algunas fotos para que también podáis practicar en casa con vuestros peques: una manera muy buena de pasar tiempo y jugar con ellos; y al mismo tiempo reforzar el trabajo que hacen en clase y que es tan importante para que mejoren y perfeccionen su lenguaje oral.

Primero practicamos el SOPLO con una actividad en la que por parejas tenían que pasarse una bolita de poliespán solo soplando con la boca. Así estamos trabajando la fuerza del soplo, necesaria para modular el aire que expulsamos al hablar.





















Continuamos con el SOPLO, pero esta vez un poco más difícil, pues tenían que recorrer un camino soplando una bolita de algodón pero sin salirse. De esta manera trabajamos la direccionalidad del soplo, que ayuda a saber como expulsar el aire al pronunciar cada fonema.



























En la siguiente actividad debían aspirar papelitos con ayuda de una pajita para meterlos en unos platos: con este ejercicio, trabajamos el tono muscular de los labios y la diferencia de entre inhalar y exhalar el aire por la boca. Esta fue la tarea que más les costó en general, así que podéis practicarla en casa.










Para terminar, les conté un cuento en el que debían participar haciendo PRAXIAS ARTICULATORIAS (movimientos con los órganos articulatorios: lengua, labios, mandíbulas) y RESPIRACIONES. Con este último ejercicio los niños y niñas trabajan la musculatura y movilidad, que es muy necesaria para la correcta colocación de estos órganos a la hora de pronunciar las palabras.


 







Una vez más nos lo pasamos genial haciendo el taller de estimulación del lenguaje!!!